jueves, 23 de octubre de 2014

Incidentes en la Universidad

Un centenar de jóvenes impide la presencia del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo en un acto que se iba a celebrar en la Universidad de Santiago de Compostela.
El jefe del Ejecutivo gallego llegó pasadas las 16.00 horas a la Facultad de Matemáticas, donde estaba previsto que inaugurase la Conferencia de Matemáticas de España. Le acompañaba el conselleiro de Cultura y Educación, Xesús Vázquez.
A la puerta del centro un grupo numeroso de jóvenes le aguardaban con carteles en los que se leía 'Fora Feijoo da USC'. 
Cuando el presidente y el conselleiro dialogaban en el exterior, comenzaron los gritos de «Fóra fascistas da Universidade», «Fóra fascistas da USC», y «Feijoo escoita o ensino está en loita».
Ante la situación tensa que iba en aumento, el presidente de la Xunta y el consejero optaron por abandonar el lugar, momento en el que algunos estudiantes se abalanzaron hacia el coche oficial en el que viajaba el presidente golpeándolo, pero sin interrumpir su marcha. Militantes de AGIR denunciaron en sus medios agresiones de los escoltas.
Vázquez Abad afirmó que el hecho de que "unas decenas" de jóvenes hayan llevado a cabo "un acto fascista de esta magnitud merece la condena, no sólo de este Gobierno sino de toda la sociedad y los demás partidos políticos".

El Ministerio Fiscal llevó a juicio a tres estudiantes acusados de atentado a la autoridad, lesiones y desórdenes públicos por lo que pidió tres años de cárcel para cada uno: Aarom Curbeira, Mario y Atanes.

Finalmente se llegó a un acuerdo con el fiscal y fueron condenados a 15 meses de prisión en noviembre de 2015.

sábado, 11 de octubre de 2014

XIV Dia da Galiza combatente

Se celebra en Rianjo (La Coruña) la XIV edición del denominado 'Dia da Galiza combatente' con intervenciones de representantes Rebeca Bravo (NOS-UP) y Eva Cortinhas (BRIGA). Un extracto de la intervención de esta última de esta última aparece a continuación:

A passada sexta-feira o aparelho repressivo espanhol sequestrava a um amigo e vizinho conhecido pola sua militáncia independentista e por ser um ativo solidário com presos e presas políticas. Ao chegar ao lar familiar após conhecer a notícia, o dispositivo mediático da maquinária repressiva já tinha feito um enorme trabalho, e a minha família já sabia que o nosso amigo e vizinho fora transformado num perigoso terrorista. Isto desatou umha enorme letania de “bons conselhos” por parte de meu pai e minha nai que iam desde o clássico “tendes nobles ideias mas nom vades cambiar o mundo”, passando polo “nom hipoteques o teu futuro” até o que alude a essa curiosa e ameaçante rebeldia vírica que “já se nos passará”.

E é que se há algo mais submisso e alienado que formar parte do povo trabalhador galego e nom luitar, é ser trabalhadora galega e desconhecer ou desprezar às muitas que luitárom e luitamos polos comuns interesses de povo, classe e género. Por esse motivo a burguesia espanhola investe esforços em ocultar o nosso passado rebelde, em desprover-nos de referentes históricos que fortaleçam o nosso imaginário colectivo como galegas e galegos; e quando a força da luita é inocultável recorre-se à manipulaçom e tergiversaçom quando nom à feroz repressom e à descarada criminalizaçom.
(...)
Em definitiva, em BRIGA cremos que hoje, Dia da Galiza Combatente, é um bom dia para reafirmar-nos no nosso compromisso, coerência, responsabilidade, solidariedade e combatividade juvenil. Reafirmar-nos com orgulho na nossa inteligência e coragem como melhor forma de combater a frustraçom e medo que Espanha, o Patriarcado e o Capital pretende impor. Reafirmar-nos no nosso passado rebelde cheio de combatentes que como Daniel Rodríguez Castelao desafiárom o poder confiando na nossa força como povo e no nosso  irrenunciável dever de auto-organizaçom nacional.

Porque juntas, as de ontem, as de hoje e manhá mantemos viva esta Galiza Combatente disposta a ganhar.

VIVA A JUVENTUDE REBELDE GALEGA!



.- La organización Causa Galiza convocó en solitario (`por vez primera) en Santiago de Compostela otro acto con motivo del 'Dia da Galiza combatente' en recuerdo de los militantes del EGPGC Lola Castro Lamas y José Vilar Regueiro (Mariana y Marcos) muertos en 1990 en una acción del Exército Guerrilheiro al estallarles la bomba que llevaban. El acto discurrió bajo vigilancia policial.

jueves, 9 de octubre de 2014

Debate en Parlamento gallego

Se celebra en el Parlamento gallego la última jornada del debate sobre el estado de la autonomía en Galicia. Al igual que el año pasado, el Partido Popular presenta una propuesta de resolución en la que se condena explícitamente a Resistencia Galega:
«El Parlamento de Galicia acuerda manifestar su firme condena a todo tipo de actos de terrorismo, como los ocurridos recientemente en Baralla, y las organizaciones terroristas que ejercen este tipo de actos como Resistencia Galega, así como expresar su rechazo a cualquier tipo de acción o declaración que justifique, ampare o minusvalore la violencia terrorista».
La propuesta de condena tuvo el respaldo del  PP, PSdeG, BNG y Grupo Mixto, pero no de AGE.

Al día siguiente el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, lamentó la actitud del grupo de AGE y censuró que el "mismo grupo" que quiso reprobarle en una de las propuestas de resolución "non reprueba un grupo terrorista", en alusión a Resistencia Galega.
En su opinión, el debate sirvió para que "os galegos conociesen con claridade que sobre as actuaciós terroristas, de bombas, en Galicia nos últimos meses hai consenso salvo un grupo, formado por Anova-IU"

Por su parte, el diputado de Alternativa Galega de Esquerda (AGE) Antón Sánchez aseguró que es un "sentir xeneral" en la coalición que "poñer unha bomba" en la casa de todos los ciudadanos en Baralla fue "unha animalada", pero advirtió de que no están en el Parlamento para "entrar a xogar no teatro do PP" con el terrorismo. 
Preguntado por el voto negativo de AGE a la iniciativa de condena a Resistencia Galega promovida por los populares, Antón Sánchez señaló que su grupo propuso una transacción a los populares que "ampliaba" su propuesta, pero no fue aceptada. Tras advertir de que el no estaba en la Cámara gallega para hacer "circo ou teatro", señaló que habrá que preguntar al PP "por que votou en contra dunha iniciativa para fomentar a cultura de paz", que permite "resolver os problemas de violencia dende a base", y que promovía AGE. 

martes, 7 de octubre de 2014

Juicio en la Audiencia Nacional

Se celebra en la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares (Madrid) el juicio contra Xurxo Rodríguez Oliveira,  Héctor Naya Gil y Diego Santín Montero, a los que el fiscal Marcelo Azcárraga acusa de colocar 3 artefactos explosivos en unas instalaciones de radio y televisión en el monte Sampaio, en Vigo, uno de los cuales explotó y causó desperfectos.
Según el relato del fiscal, sobre las 2.30 horas del 3 de agosto de 2012,  Naya se desplazó en un coche propiedad de Santín, "y colocó los artefactos explosivos, uno bajo una torre de telefonía móvil y otro bajo una antena de radio, con la finalidad de destruirlas"; los artefactos estaban  formados por 36 bombas de palenque conteniendo pólvora negra cloratada.
Sin embargo, no explotaron y decidieron fabricar otros dos que funcionaran "a modo de detonadores de los anteriores, los cuales estaban compuestos por dos petardos tipo 'Trueno'", y los adosaron a una botella con litro y medio de gasolina y a una botella de gas butano, "empleando para su ignición mecha de chisquero".

El 4 de agosto,  Naya y Rodríguez Oliveira, se trasladaron de nuevo en el coche de Santín -al que se acusa también de adquirir el material pirotécnico, la gasolina y mecha de chisquero- hasta las citadas instalaciones, donde colocaron "cada uno de estos últimos artefactos junto a los que ya se hallaban allí". A las 3.30 horas hicieron explosión los artefactos colocados bajo la antena de radio, ocasionando desperfectos cuya reparación costó 11.197 euros.
El 6 de agosto, Rodríguez Oliveira y Santín enviaron desde un ciber-café un correo electrónico a diversos medios de comunicación reivindicando esta acciones en nombre de Resistencia Galega.
El fiscal pide para cada uno de ellos 17 años de prisión y 10 de libertad vigilada por participación en organización terrorista y colocación de artefactos explosivos

Xurxo Rodríguez y Diego Santín,  reconocieron en el juicio su participación en los hechos, mientras que Naya negó  haber participado en los atentados y desmintió las declaraciones de Xurxo Rodríguez, que aseguró haber elaborado y colocado con él los artefactos que destruyeron las antenas, propiedad de la empresa Red de Banda Ancha de Andalucía. 

Xurxo Rodríguez describió con minuciosidad su pertenencia a Resistencia Galega en el momento de los hechos y se responsabilizó de la elección de las antenas de comunicación como objetivo del atentado. Aseguró que el miembro de Resistencia Galega Eduardo Vigo fue quien le instruyó en la fabricación de los explosivos y que fue Héctor Naya quien los colocó personalmente al pie de las antenas, aunque él le acompañó. Esos artefactos colocados el día 3 de agosto no explotaron, por lo que fabricaron otros que finalmente si provocaron la destrucción de las antenas. Rodríguez se responsabilizó también de la reivindicación de este atentado en nombre de Resistencia Galega, pero aseguró que lo hizo para evitar que algún empleado de la empresa propietaria de los equipos pudiera resultar herido al manipular los artefactos que no explotaron, dado que el atentado no tuvo repercusión mediática ni social. Admitió además haber realizado una vigilancia de la sede del PP en Moaña junto a Héctor José Naya, con el objetivo de realizar un atentado en dicha sede.
Diego Santín declaró que se limitó a dejar su vehículo a Xurxo Rodríguez el día en el que se colocaron los explosivos y también que compró los materiales para fabricar los explosivos por indicación de Rodríguez, aunque no sabía exactamente para qué tipo de atentado se iban a utilizar. Con posterioridad, según admitió, envió el comunicado de reivindicación del atentado del monte Sampaio desde un cibercafé con un texto que le había entregado Rodríguez. Santín admitió ser un independentista gallego, pero consideró que la violencia «no es necesaria» para conseguirla.
Héctor José Naya, el único de los tres que declaró en gallego, negó todos los hechos relatados por Xurxo Rodríguez y cualquier participación suya en los atentados, aunque admitió que conocía a Rodríguez.

La Audiencia Nacional condenó a 11 años de cárcel a Héctor José Naya y a sendas penas de 3 años a Xurxo Rodríguez y a Diego Santín por la colocación de los tres artefactos explosivos.
La sección primera de la Sala de lo Penal considera probada en su sentencia la participación de los tres en estos hechos que atribuye a Resistencia Galega, aunque uno de los magistrados, Ramón Sáez Valcárcel, ha emitido un voto discrepante con la condena a Naya por considerar insuficientes los elementos de prueba contra él.
A Héctor José Naya, la Sala le condena por participación en organización terrorista y por la colocación de los artefactos, mientras que a Xurxo Rodríguez -al estar ya condenado por integración- solo le impone tres años como autor material de la colocación de los artefactos y a Diego Santín otros tres años por colaboración con Resistencia Galega.
Para condenar a los tres, los dos magistrados que suscriben la sentencia -Javier Martínez Lázaro y Nicolás Poveda- se basan en las declaraciones inculpatorias de Diego Santín y Xurxo Rodríguez, quien en el juicio reconoció haber recibido la orden de la organización de realizar atentados mediante explosivos contra instalaciones a elegir por él.
Su relato, corroborado por las vigilancias policiales y documentos intervenidos a los acusados, permite, según la sentencia, «deducir en la más simple lógica humana la intervención de Héctor en términos de colaboración», ya que esas pruebas le sitúan en el interior del coche con el que se trasladaron él y Xurxo al monte Sampaio para colocar los explosivos.
En cuanto a Santín, sus declaraciones inculpatorias, se ven reforzadas por fotografías que le fueron tomadas en los establecimientos en los que adquirieron la gasolina y la mecha para esas acciones «y la vigilancia que determina la entrega de la gasolina» en la casa de Xurxo.

En el relato de hechos probados se relata que, a finales de julio de 2012, Xurxo Rodríguez recibió instrucciones para atentar en instalaciones con antenas de radio y de televisión y le propuso a Héctor José Naya que colaborara con él en la colocación de artefactos en las antenas instaladas en el Monte Sampaio.
A tal fin, Xurxo pidió a su amigo Diego Santín que se encargara de la compra del material explosivo y éste se lo entregó entre el 2 y el 3 de agosto, además de dejarle su vehículo, un Citröen Saxo, para desplazarse hasta el monte Sampaio.
El 3 de agosto, Xurxo dejó aparcado ese vehículo en las proximidades del domicilio de Héctor para después conducirlo hasta el monte con Xurxo y colocar los artefactos que finalmente no detonaron.
Ante ese fallo, confeccionaron un nuevo artefacto que esta vez estalló causando daños valorados en 11.197 euros y «ante la ausencia de noticias dando cuenta de la explosión», Diego Santín remitió a través de internet a diversos medios gallegos un comunicado escrito por Xurxo reivindicando el atentado.
Días después, el 4 de septiembre, Xurxo y Héctor viajaron a la localidad de Moaña y se dirigieron a la calle en la que se ubica la sede del PP «con la finalidad de llevar a cabo un atentado», lo que para el tribunal, a excepción de Sáez Valcárcel, refuerza las pruebas de la implicación de ambos en los fines terroristas de Resistencia Galega.

El Tribunal Supremo absolvió después a Naya ya que Rodríguez no quiso responder a las preguntas del abogado de Naya, lo que según el Supremo supone que éste no tuvo una «posibilidad real» de contradecir la prueba que le incriminaba.

La sentencia, de la fue ponente Julián Sánchez Melgar, afirma que "se ha de exigir, no una contradicción atenuada, o devaluada, sino real y verdadera, material, lo que aquí no se ha producido, en tanto que Xurxo Rodríguez no declaró a las preguntas que quiso formular el letrado del recurrente, razón por la cual su potencia incriminatoria [...] quedó desvanecida. No se respetó tampoco su derecho de defensa".

El Supremo además recuerda que el Tribunal Constitucional exige que para fundar una condena las confesiones de otro coimputado deben estar "mínimamente" corroboradas por otros elementos, algo que el Supremo considera que no se da en este caso.


sábado, 4 de octubre de 2014

Localizados explosivos

Imágenes Guardia Civil
La Guardia Civil encuentra en una zona boscosa próxima a la localidad de El Pino-O Pedrouzo  (La Coruña) un escondrijo en el que se encontraban dos bolsas de plástico que contenían tres artefactos explosivos con temporizados, dos termos y una olla.
Los controles policiales se han incrementado desde ayer y fueron muchas las identificaciones que se realizaron en los lugares habitualmente relacionados con grupos independentistas radicales.

viernes, 3 de octubre de 2014

Detención en Santiago

Agentes de la Guardia Civil detienen en Santiago de Compostela a un joven de 24 años acusado de participar en el atentado que causó importantes daños en la sede del ayuntamiento de Baralla y en viviendas y comercios colindantes. El detenido es Raúl Agulleiro Cartoy,  natural de Barreiros.
La operación fue desarrollada por guardias civiles del servicio de Información que contaron con apoyo de investigadores de la Unidad Central Especial número 2 del Servicio de Información de la Guardia Civil, desplazados desde Madrid.
Según fuentes policiales, Raúl Agulheiro Cartoy, que estudió Ciencias Políticas, forma parte del sector más radical del entorno independentista gallego y participaba habitualmente en las concentraciones y movilizaciones convocadas en apoyo a los presos pertenecientes a la organización terrorista Resistencia Galega. El detenido tiene antecedentes policiales, ya que fue arrestado en dos ocasiones en relación con delitos de daños y agresión a un agente de la autoridad.
Los investigadores creen que el detenido actuó solo en la acción de Baralla.

El juez dictó el ingreso en prisión incondicional, y afirma en su auto que el detenido tenía en su domicilio de Santiago un plano de la ciudad de Pontevedra en el que aparecían "anotaciones manuscritas y marcados con círculo rojo o algún tipo de señal" las sedes del PP, el ayuntamiento de la ciudad, la residencia militar y otros edificios oficiales. También guardaba en su vivienda un juego de placas de matrícula, dinero en efectivo y material informático sobre la manipulación y activación de artefactos explosivos.
También fueron intervenidos distintos documentos de Resistencia Galega, como una guía de apoyo a la lucha, un diccionario de sustancias explosivas y el "Manifiesto por la Resistencia Galega".
En su vehículo se hallaron bolsas de basura iguales a las que había en el zulo y guantes de látex, y los perros detectores de explosivos avisaron de la existencia de rastros de ese material.
El auto le atribuye los delitos de integración en banda armada, estragos terroristas y depósito de explosivos.

  

miércoles, 1 de octubre de 2014

Explosión en ayuntamiento

Sobre las 4.40 horas de la madrugada estalla un artefacto explosivo en los soportales del ayuntamiento de Baralla (Lugo). La bomba causó importantes daños en el edificio y en las casas colindantes y se tuvo que cortar la circulación en la carretera N-VI en el kilómetro 470, a causa de los cascotes que cubrían la calzada.
Se supone que la bomba fue colocada pocas horas antes de la explosión.
El delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez, confirmó que todos los indicios apuntan a que el atentado fue perpetrado por Resistencia Galega, con una "olla a presión", cargada con una cantidad de explosivos de "entre tres y cinco kilos", al que adosaron un reloj de pulsera como temporizador.
El alcalde de Baralla, González Capón, del PP, protagonizó polémicas por declaraciones relacionadas con el franquismo, como afirmar que "quienes fueron condenados a muerte" durante el régimen de Franco "sería porque lo merecían", durante un pleno municipal celebrado en 2013 en el que se condenaron los actos de Resistencia Galega.

AGE emitió una condena del atentado en la que al mismo tiempo reiteraba también su rechazo al alcalde de Baralla. Mientras, la coordinadora nacional de Esquerda Unida, Yolanda Díaz, afirmó que su formación "repudia todo tipo de violencia", pero ha censurado la "estrategia partidista" que sigue el PP a este respecto.

La explosión tuvo lugar el 1 de octubre, fecha que da nombre a un antiguo grupo terrorista español (GRAPO), muchos de cuyos integrantes eran de Galicia, y también coincide con una antigua festividad que se celebraba en la época franquista: la exaltación de Francisco Franco a la Jefatura. del Estado Español.


Raúl Agulleiro Cartoy fue juzgado en 2016 por este atentado. En el escrito de la fiscal, se dice que el acusado "con la colaboración de terceras personas no identificadas", tenía escondidos cuatro aparatos explosivos en una construcción en ruinas en la zona boscosa de O Pedrouzo, en O Pino (A Coruña).
Según el escrito, sobre las 00.30 horas del 1 de octubre, el acusado abandonó su domicilio en Santiago de Compostela y transportó el artefacto explosivo hasta Baralla. Una vez allí, colocó la bomba en la puerta de entrada del Ayuntamiento sobre el peldaño que da acceso al inmueble y lo programó para estallar sobre las 04.45 horas.
El aparato, que consistía en una olla exprés cargada con cuatro kilos de pólvora negra, perclorato potásico y aluminio y un sistema de iniciación con un retardo de relojería, explotó a esa hora, "causando graves daños, con arrancamiento y destrucción total de la puerta de entrada" así como en el suelo, muro de la fachada, columnas del soportal, ventanas, falsos techos y en el mobiliario.
Los daños fueron tasados en 222.488.
A finales de 2014, en una página web vinculada a Resistencia Galega "A Fouce-Voz Da Resistencia Galega", se hizo referencia al atentado contra el Ayuntamiento de Baralla y al hallazgo del zulo en O Pedrouzo, "considerándolas acciones realizadas dentro de la actividad de a organización", destaca la fiscal.

El miembro de la organización terrorista Resistencia Galega Raúl Agulleiro Cartoy ha aceptado una pena de siete años y medio de prisión por atentar el 1 de octubre de 2014 contra el Ayuntamiento de Baralla (Lugo). La Fiscalía pedía para el acusado 27 años de prisión, pero, tras alcanzar una cuerdo con la defensa, la pena se ha visto reducida.

Gracias a un acuerdo entre defensa y Fiscalía, Agulleiro Cartoy fue condenado a siete años y medio de cárcel: tres por pertenencia a organización criminal, otros tres por depósito de explosivos y un año y medio por daños terroristas. Para alcanzar el acuerdo, el encausado tuvo que confesarse autor de los hechos y renunciar al uso de la violencia para lograr objetivos políticos.