miércoles, 1 de octubre de 2014

Explosión en ayuntamiento

Sobre las 4.40 horas de la madrugada estalla un artefacto explosivo en los soportales del ayuntamiento de Baralla (Lugo). La bomba causó importantes daños en el edificio y en las casas colindantes y se tuvo que cortar la circulación en la carretera N-VI en el kilómetro 470, a causa de los cascotes que cubrían la calzada.
Se supone que la bomba fue colocada pocas horas antes de la explosión.
El delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez, confirmó que todos los indicios apuntan a que el atentado fue perpetrado por Resistencia Galega, con una "olla a presión", cargada con una cantidad de explosivos de "entre tres y cinco kilos", al que adosaron un reloj de pulsera como temporizador.
El alcalde de Baralla, González Capón, del PP, protagonizó polémicas por declaraciones relacionadas con el franquismo, como afirmar que "quienes fueron condenados a muerte" durante el régimen de Franco "sería porque lo merecían", durante un pleno municipal celebrado en 2013 en el que se condenaron los actos de Resistencia Galega.

AGE emitió una condena del atentado en la que al mismo tiempo reiteraba también su rechazo al alcalde de Baralla. Mientras, la coordinadora nacional de Esquerda Unida, Yolanda Díaz, afirmó que su formación "repudia todo tipo de violencia", pero ha censurado la "estrategia partidista" que sigue el PP a este respecto.

La explosión tuvo lugar el 1 de octubre, fecha que da nombre a un antiguo grupo terrorista español (GRAPO), muchos de cuyos integrantes eran de Galicia, y también coincide con una antigua festividad que se celebraba en la época franquista: la exaltación de Francisco Franco a la Jefatura. del Estado Español.


Raúl Agulleiro Cartoy fue juzgado en 2016 por este atentado. En el escrito de la fiscal, se dice que el acusado "con la colaboración de terceras personas no identificadas", tenía escondidos cuatro aparatos explosivos en una construcción en ruinas en la zona boscosa de O Pedrouzo, en O Pino (A Coruña).
Según el escrito, sobre las 00.30 horas del 1 de octubre, el acusado abandonó su domicilio en Santiago de Compostela y transportó el artefacto explosivo hasta Baralla. Una vez allí, colocó la bomba en la puerta de entrada del Ayuntamiento sobre el peldaño que da acceso al inmueble y lo programó para estallar sobre las 04.45 horas.
El aparato, que consistía en una olla exprés cargada con cuatro kilos de pólvora negra, perclorato potásico y aluminio y un sistema de iniciación con un retardo de relojería, explotó a esa hora, "causando graves daños, con arrancamiento y destrucción total de la puerta de entrada" así como en el suelo, muro de la fachada, columnas del soportal, ventanas, falsos techos y en el mobiliario.
Los daños fueron tasados en 222.488.
A finales de 2014, en una página web vinculada a Resistencia Galega "A Fouce-Voz Da Resistencia Galega", se hizo referencia al atentado contra el Ayuntamiento de Baralla y al hallazgo del zulo en O Pedrouzo, "considerándolas acciones realizadas dentro de la actividad de a organización", destaca la fiscal.

El miembro de la organización terrorista Resistencia Galega Raúl Agulleiro Cartoy ha aceptado una pena de siete años y medio de prisión por atentar el 1 de octubre de 2014 contra el Ayuntamiento de Baralla (Lugo). La Fiscalía pedía para el acusado 27 años de prisión, pero, tras alcanzar una cuerdo con la defensa, la pena se ha visto reducida.

Gracias a un acuerdo entre defensa y Fiscalía, Agulleiro Cartoy fue condenado a siete años y medio de cárcel: tres por pertenencia a organización criminal, otros tres por depósito de explosivos y un año y medio por daños terroristas. Para alcanzar el acuerdo, el encausado tuvo que confesarse autor de los hechos y renunciar al uso de la violencia para lograr objetivos políticos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario